(Publicado en Facebook el 23 de diciembre de 2016)

“Creo que soy de los que antepone sus ideales a su provecho o conveniencia y obra de forma desinteresada y comprometida en defensa de causas que considera justas.

Las cosas no han ocurrido como yo hubiese querido y así poder contribuir con la implementación, de la mejor manera posible, de un modelo de organización y control en la Cámara de Cuentas de la República Dominicana donde pudiera defenderse el cumplimiento de la Ley y sustentar un estandarte que nos haga sentir orgullosos de la gestión pública que hemos encomendado a los ciudadanos que se han favorecido con ese voto de confianza que le otorga la ciudadanía con entusiasmo, cada cuatro años, en su quinto mes.

Consummatum est es una locución latina de uso actual que significa literalmente “se acabó todo”, “todo está cumplido”.

Según la traducción de la Vulgata latina, últimas palabras de Cristo en la cruz que también se emplea a propósito de un desastre o de un gran dolor.

La decisión de la Honorable Cámara de Diputados de la República Dominicana, matizada por eventos dignos de ser recordados, desde la caballerosidad del diputado Dilepcio Núñez hasta el súbito acto de emoción desmedida de Pedro Botello, quien improvisó un púlpito para gritar desmedidamente unas palabras que casi no se entendían, pero tan fuertes que la presidencia le amonestó y lo sometió a los rigores de un consejo disciplinario, sin pasar por alto las sonadas expresiones del diputado Fidel Santana como un potente rayo láser frente a los eventos que se sucedían para caer en la conclusión de que se estaba gestando una pantomima para la Cámara de Cuentas.

Durante las vistas públicas para escuchar exposiciones de los postulantes ocurrieron muchos eventos fuera de serie que constan en los vídeos realizados por unos eficientes empleados del hemiciclo que saben hacer su trabajo.

Al concluir la sesión en la que quien escribe estuvo presente, fue visto un diputado cuando le musitaba a un postulante estas dos palabras: “brillante exposición”. Ese diputado hizo preguntas generosas durante la sesión al mismo postulante a quien felicitó.

Eso quizás sea “transparencia”, pero en mi carrera profesional puede definirse de diferentes maneras: “Conflicto de intereses”, “información privilegiada”, “políticamente incorrecto” , “desmesura de la ética” y un montón de adjetivos extraídos de diferentes nichos para adornar las opiniones.

Ya no hay mucho que decir sobre el tema y solamente falta que algún día prevalezca la imparcialidad en la actuación de todos los beneficiados con el privilegio de gobernar una nación libre.

Mientras tanto, felices pascuas y próspero año nuevo 2017”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s