Por José Clemente Taveras Rivas

Nacido y criado en Estancia Nueva

Usando un formato no acostumbrado, los elefantes empiezan hoy escribiendo en primera persona en tiempo presente del modo indicativo, para lo que así puede aplicar.

Nos deja absorto lo que trae a colación un renombrado articulista, oriundo de la culta y progresista ciudad de Moca, como decía el esforzado costumbrista y mentor, Gabino Núñez Rosa, en sus transmisiones por su estación de radio conocida originalmente como “La Voz del Cibao”.

Quienes me enseñaron a leer y escribir en la escuela de San Francisco Abajo, localizada a un kilómetro de distancia de mi lar nativo, Estancia Nueva, se esmeraron mucho por la fortaleza de su alumnado en lectura comprensiva y así crear una mente capaz de reflexionar sobre los textos leídos para un mejor entendimiento.

En la entrega de José Rafael Lantigua, que como cada viernes, hace al Diario Libre que Linche, el hijo de Doña Amparo Escoboza engrandeció, me pone a pensar que el interés del autor, en pleno mes de la celebración de las fiestas del Rosario, aparte de destacar merecidamente las virtudes de Bruno, el hijo de Don Juancito Rosario, amigo hasta los tuétanos de mi familia, era hacer notar la visita del sátrapa Trujillo al santuario del Corazón de Jesús y su leve caricia en la cabeza al benjamín de los monaguillos de ese templo.

Eso no viene al caso si se busca honrar la figura de una familia, que como la Rosario Candelier, siempre asistía a los actos religiosos de la parroquia que supo dirigir el Pbro. Carlos Tomás Bobadilla y sus acólitos por excelencia Pedro y Artagnan.

La iglesia del Rosario tiene un origen muy diferente. Fue fundada en el siglo XVIII gracias a la iniciativa de Andrés García Colón y su esposa Gerónima de la Caba, quienes forman parte de mis antepasados por el lado materno.

Parafraseando al autor, a quien conocí por primera vez en plena campaña política del año 1966, mientras me dedicaba a llenar formularios para la obtención de cédulas a nuestros compañeros del Partido Revolucionario Dominicano, en su local de la calle Imbert, llegó el momento en que conjuntamente con Winston Arnaud, Tomas Cueto, el propio Lantigua y yo, tuvimos que salir por los campos de la provincia para promover nuestras candidaturas en vehículos provistos de altoparlantes, siendo agredidos en diferentes lugares por esos enemigos creados por los intereses de quienes sembraron en el poder, un régimen de doce años en principio y el resto es una historia que en 1996 pasa a otras manos que lucían muy higienizadas y albergaban la esperanza de un sano ejercicio de gobernanza, pero el virus del poder las contagió para encaminar sus preferencias por la implantación de la ley del embudo.

No soy de Moca, soy de la Estancia Nueva que vio nacer no solamente Cáceres, Guzmán y Taveras, sino también a Rodríguez, Vásquez, García, López y muchos más.

Tenemos la honrosa fortuna de contar entre nuestros congéneres a Juan Rodríguez García, el más digno opositor al régimen trujillista, quien valientemente, no escatimó esfuerzos para acabar con esa maldita dictadura, hasta caer en un estado depresivo que lo indujo al suicido, en noviembre de 1960, unos seis meses antes de la gesta del 30 de mayo de 1961, mientras vivía en el exilio en Barquisimeto, Venezuela.

El hoy octogenario Bruno es más que merecedor de todo lo dicho por Lantigua en su trabajo.

Felicidades y salud plena para ese roble erguido que nos sigue acogiendo bajo la sombra de su enseñanza.

Esas famosas mañanitas que cantaba el Rey David a las muchachas bonitas, a quienes invitaba a despertar por haber amanecido, supone que no se trataba de una canción entonada a distancia, sino, en el interior de la misma alcoba donde habían pasado la noche juntos.

¡Despierta mi bien! ¡despierta! ¡Mira que ya amaneció! Ya los pajarillos cantan, la luna ya se escondió.

El Rey David tuvo fama de mujeriego. Su hijo Salomón, el sabio, es producto de una relación incestuosa, que se originó por un deseo carnal producto de haber visto a la pareja de uno de sus soldados, mientras se bañaba.

Sea como sea, según conclusiones científicas que no admiten ningún tipo de discusión, la reproducción de la humanidad es un proceso de tipo sexual, que permite la creación de nuevos seres humanos, porque intervienen los dos sexos, el femenino y el masculino. A través de ésta, se produce la fecundación en el cuerpo de la mujer, gracias a la unión del óvulo y el espermatozoide.

Muchos estados, definidos como modernos, han regularizado las uniones entre personas del mismo sexo mediante la adopción de normas legales para que su matrimonio se produzca y al mismo tiempo han aceptado que las parejas surgidas de ese tipo de enlace puedan hacer adopciones de seres humanos, que obviamente, son el producto de una unión carnal heterosexual.

Se trata de una ironía con matices cercanos a la contradicción con los más elementales principios morales.

Desde cualquier ángulo, la reproducción humana podría llegar a detenerse a causa de los anticonceptivos, las uniones entre personas del mismo sexo, los afanes femeninos por beber del agua de la fuente de la eterna juventud y sus consecuencias nocivas que adelantan la menopausia y por ende la esterilización. Todos esos, son factores muy en boga en un mundo, donde también se persigue, una legalización del aborto con matices liberales.

Lo anteriormente expuesto es una amonestación, sin dejar de ser, una tarea para quienes estén en disposición de evitar ese apocalíptico proceso que empezó hace mucho tiempo y se ha desarrollado asombrosamente.

Cuando el brigadier español Diego Delira quedó al mando de la Isla de Xamana para garantizar los bienes de los franceses que allí estaban establecidos, decidió fundar en el año 1760, una comarca que bautizó con el nombre de “Sabana de la Mar”.

En esa ciudad, que ha llegado a ser el municipio más extenso de la provincia de Hato Mayor del Rey, hay muchos sabanalamarinos que no saben que el nombre de su pueblo natal es de origen francés.

Sabana de la Mar, es una expresión “pensada” en francés que quisieron asemejarla a “savane de la mer”, ya que, de haber sido concebida en idioma español debió llamarse Sabana del Mar.

El día 19 de mayo de 2021 se cumplirán 126 años de la despedida física de este mundo de José Julian Martí Pérez, politico, escritor, docente, pensador, periodista y combatiente, nacido el 28 de enero de 1853 en La Habana, Cuba, de padres españoles, pero forjado con gran espiritu independentista, habiendo caido por el efecto de tres disparos hechos por fuerzas de la ocupación española, mientras cabalgaba junto a su ayudante Angel de la Guardia.

José Martí, el poeta, le regaló a la eternidad este imborrable poema al que muchos denominan Guantanamera, pero su título está en su primer verso. Loor a Martí…!

Yo soy un hombre sincero
De donde crece la palma,
Y antes de morirme quiero
Echar mis versos del alma.


Yo vengo de todas partes,
Y hacia todas partes voy:

Arte soy entre las artes,
En los montes, monte soy.

Yo sé los nombres extraños
De las yerbas y las flores,
Y de mortales engaños,
Y de sublimes dolores.


Yo he visto en la noche oscura
Llover sobre mi cabeza
Los rayos de lumbre pura
De la divina belleza.

Alas nacer vi en los hombros
De las mujeres hermosas:
Y salir de los escombros,
Volando las mariposas.


He visto vivir a un hombre
Con el puñal al costado,
Sin decir jamás el nombre
De aquella que lo ha matado.

Rápida, como un reflejo,
Dos veces vi el alma, dos:
Cuando murió el pobre viejo,
Cuando ella me dijo adiós.

Temblé una vez —en la reja,
A la entrada de la viña,—
Cuando la bárbara abeja
Picó en la frente a mi niña.

Gocé una vez, de tal suerte
Que gocé cual nunca:—cuando
La sentencia de mi muerte
Leyó el alcalde llorando.


Oigo un suspiro, a través
De las tierras y la mar,
Y no es un suspiro,—es
Que mi hijo va a despertar.


Si dicen que del joyero
Tome la joya mejor,
Tomo a un amigo sincero
Y pongo a un lado el amor.

Yo he visto al águila herida
Volar al azul sereno
,
Y morir en su guarida
La víbora del veneno.

Yo sé bien que cuando el mundo
Cede, lívido, al descanso,
Sobre el silencio profundo
Murmura el arroyo manso.


Yo he puesto la mano osada,
De horror y júbilo yerta,
Sobre la estrella apagada
Que cayó frente a mi puerta.

Oculto en mi pecho bravo
La pena que me lo hiere:
El hijo de un pueblo esclavo
Vive por él, calla y muere.

Todo es hermoso y constante,
Todo es música y razón,
Y todo, como el diamante,
Antes que luz es carbón.


Yo sé que el necio se entierra
Con gran lujo y con gran llanto.
Y que no hay fruta en la tierra
Como la del camposanto.

Callo, y entiendo, y me quito
La pompa del rimador:
Cuelgo de un árbol marchito
Mi muceta de doctor.

Los bueyes que tiran de un arado son una pareja inseparable y su disciplina es asombrosa.

Al colocárseles en yugo, cada uno se alinea en la posición acostumbrada.

El buey de la derecha camina por dentro del surco y el otro guía sus pasos por donde se abrirá el próximo surco.

El conductor del arado, a quien identifican como el “arador”, es una persona especializada en definir el ancho y la profundidad de cada surco para hacer el corte de la tierra según las necesidades del agricultor que habrá de cultivarla.

Su papel de “hablar con los bueyes” es fascinante, pero muchas veces tiene que castigarlos a base del uso de un fuete.

Cada buey es bautizado con un nombre corto y de fácil pronunciación para el operador del arado, quien los llama por ese alias y ellos obedecen.

Muchos nombres de bueyes muy populares se mencionan en la versión del merengue Siña Juanica interpretada por Vinicio Franco con la Orquesta de Rafael Solano: “Dame guto” “Vida mía”, “Bolefuego”, “Ojo Negro”, “Belleza”. Muchos aradores les gusta el nombre de “Bandera”, “Brillante”, “Moreno” y otros más.

Las abejas en la flor

A las clases que ya es hora,

de empezar nuestra labor,

están haciendo las suyas,

las abejas en la flor.

Y si trabaja la abeja

y acaba en miel su labor,

trabajemos en la escuela

y haremos algo mejor.

Ese bello mensaje que se cantaba de manera consuetudinaria, como una tradición en las escuelas y colegios de la República Dominicana, al cierre del acto ceremonial de izar el símbolo patrio y entonar las sacrosantas palabras del himno nacional de Reyes y Prud´Homme, debe imponerse de nuevo a partir de que estén dadas las condiciones para retornar a las aulas sin riesgos para los alumnos, padres, profesores y demás personal de apoyo necesario para el desenvolvimiento de las actividades de cualquier centro educativo.

Es indispensabe que el Covid19 deje de ser el causante de un incremento de la ocupación hospitalaria en proporciones tan alarmantes como las que reporta Salud Publica al momento de la publicación de esta entrega.

La reapertura de los centros educativos debe ser una decisión consensuada.

Las autoridades sanitarias y educativas deben estar de acuerdo en que la salud es lo primero.

Chile ha sido destacado a nivel internacional como el tercer país que más dosis de vacuna ha administrado por cada 100 habitantes en el mundo, sólo superado por Emiratos Arabes e Israel por Our World in Data.

No solamente ese hecho acredita a Chile como el país latinoamericano con uno de los mejores índices de logros en materia de salud, sino también el índice de organización con que ha manejado su ministerio de Salud, cuyas funciones y objetivos pueden apreciarse a continuación:

“Al Ministerio de Salud le corresponde formular y fijar las políticas de salud que se desarrollan dentro del territorio nacional. En consecuencia tendrá, entre otras, las siguientes funciones y objetivos:

1.- Ejercer la rectoría del sector salud, la cual comprende, entre otras materias:
a) La formulación, control y evaluación de planes y programas generales en materia de salud.
b) La definición de objetivos sanitarios nacionales.
c) La coordinación sectorial e intersectorial para el logro de los objetivos sanitarios.
d) La coordinación y cooperación internacional en salud.
e) La dirección y orientación de todas las actividades del Estado relacionadas a la provisión de acciones de salud, de acuerdo con las políticas fijadas.

2.- Dictar normas generales sobre materias técnicas, administrativas y financieras a las que deberán ceñirse los organismos y entidades del Sistema, para ejecutar actividades de prevención, promoción, fomento, protección y recuperación de la salud y de rehabilitación de las personas enfermas.

3.- Velar por el debido cumplimiento de las normas en materia de salud, a través de las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud, sin perjuicio de la competencia que la ley asigne a otros organismos.

4.-Efectuar la vigilancia en salud pública y evaluar la situación de salud de la población.

5.- Tratar datos con fines estadísticos y mantener registros o bancos de datos respecto de las materias de su competencia.

6.- Formular el presupuesto sectorial.

7.- Formular, evaluar y actualizar el Sistema de Acceso Universal con Garantías Explícitas.

8.- Formular, evaluar y actualizar los lineamientos estratégicos del sector salud o Plan Nacional de Salud, conformado por los objetivos sanitarios, prioridades nacionales y necesidades de las personas.

9.- Fijar las políticas y normas de inversión en infraestructura y equipamiento de los establecimientos públicos que integran las redes asistenciales.

10.- Velar por la efectiva coordinación de las redes asistenciales, en todos sus niveles.

11.- Establecer los estándares mínimos que deberán cumplir los prestadores institucionales de salud, tales como hospitales, clínicas, consultorios y centros médicos, con el objetivo de garantizar que las prestaciones alcancen la calidad requerida para la seguridad de los usuarios.

12.- Establecer un sistema de acreditación para los prestadores institucionales autorizados para funciona.

13.- Establecer un sistema de certificación de especialidades y subespecialidades de los prestadores individuales de salud legalmente habilitados para ejercer sus respectivas profesiones, esto es, de las personas naturales que otorgan prestaciones de salud.

14.- Establecer, mediante resolución, protocolos de atención en salud. Para estos efectos, se entiende por protocolos de atención en salud las instrucciones sobre manejo operativo de problemas de salud determinados. Estos serán de carácter referencial y sólo serán obligatorios, para el sector público y privado, en caso de que exista una causa sanitaria que lo amerite, lo que deberá constar en una resolución del Ministerio de Salud.

15.- Implementar, conforme a la ley, sistemas alternativos de solución de controversias sobre responsabilidad civil de prestadores individuales e institucionales, públicos o privados, originada en el otorgamiento de acciones de salud, sin perjuicio de las acciones jurisdiccionales correspondientes.

16.-Formular políticas que permitan incorporar un enfoque de salud intercultural en los programas de salud”

Ese sería un modelo a seguir en República Dominicana y para ejecutarlo no necesariamente habría que ser médico de profesión siempre que la SISALRIL haga una labor de superintendencia como debe ser.

El presidente de la República Dominicana Luis Abinader Corona y la Dama de Titanio, doña Doña Milagros Ortiz Bosch están llevando a la realidad a toda una generación que ha estado envuelta en la fantasía de una sociedad caracterizada por vivir fácil, como fruto de la corrupción rampante de los últimos tiempos.

Los que ocuparon la posición que hoy desempeña la Dama de Titanio no actuaban con la firmeza necesaria para castigar los crímenes y delitos cometidos por las hienas salvajes que desempeñaban cargos públicos.

La decisión de publicar los pagos contra la cuenta única del Tesoro es una firme señal institucional que compromete a luchar por el sostenimiento de una democracia basada en la responsabilidad y la firmeza de las decisiones de los que llevan las riendas del Estado.

Nuestra sociedad se dará cuenta de que ese pasado ominoso ha sido sepultado.

El 31 de diciembre de 2020 se cumplieron 138 días de la toma de posesión del señor Luis Abinader como presidente de la República Dominicana, lo que representa un 9.4% del ejercicio que concluirá el 16 de agosto de 2024, con una duración de 1462 días.

Sin haber saltado la barrera del 10% de su primera estadía en el poder, se ha notado que sus detractores, han tenido que prescindir del denigrante adjetivo de “tayota” que le dieron durante la campaña política, porque el hombre ha resultado ser un plato de vegetales de diferentes variedades, con olores y sabores auténticos, desde una entrada a base brócolis de Constanza macerados en jugo de chinola con puerro, hasta la más exquisita trufa del Piamonte, que excitan el paladar del gourmet más refinado.

¡Así ha sido! ¡No hay dudas!

Lo ha hecho como lo hace un veterano en el ejercicio del poder y no le teme a la rotura de esas rutinas que existen desde la remota y nada agradable etapa en que el año 1955 fue declarado como “Año del Benefactor de la Patria” y concluye hoy con esta decisión recién salida del Gobierno por conducto de su Consultoría Jurídica.

¡Enhorabuena..!

Las recientes declaraciones del presidente de la República Dominicana acerca de las causales para justificar un aborto terapéutico y la reacción del eminente Economista y Obispo de Bani, de origen catalán, que predica y conserva toda la personalidad e identidad de esa zona de la península ibérica, son más que suficientes para recordar lo aparecido en el blog “Diario del Ozama” en diciembre de 2014 y enero de 2015:

“La promulgación de la Ley 550-14 por parte del Poder Ejecutivo ha traído muchas reacciones, tanto por la forma en que fue manejada en el Congreso, como por el fondo.
La manera atropellante, acelerada y hasta atrevida en que la misma fue aprobada en la Cámara de Diputados es motivo de critica por una gran mayoría de conocedores del Derecho Constitucional.
Conociendo la máxima de que “el fin justifica los medios” aparecida en un manual de ética coincidencialmente concebido por un teólogo jesuita en 1645 (Hermann Busenbaum), pero que popularmente se atribuye a Maquiavelo, no sería tan extraño que se traten de violar reglas, normas, procedimientos, jurisprudencia o cualquier otra disposición con el fin de llegar a una decisión ampliamente reclamada por las circunstancias en que se desenvuelve la sociedad dominicana, desde hace más de un siglo, ante la carencia de un código penal acorde con la época en que vivimos.
Sin embargo, la reacción de las iglesias tiene mucho peso en el sentir popular en un país donde la mayoría practica la religión católica, asiste a los cultos, escucha con atención los dictámenes del episcopado y hasta llega al extremo de poner en una “cadena de oración” la recuperación de un moribundo, restándole todo el mérito a la ciencia.
Este tema nos hace recordar una obra de Bertrand Russell que recoge una conferencia pronunciada por él, el 6 de marzo de 1927, en el Ayuntamiento de Battersea, bajos los auspicios de la Sociedad Laica Nacional de Londres, donde se pone de manifiesto cómo las iglesias han retardado al progreso, al expresar: “….No es un hecho agradable, pero las iglesias le obligan a uno a mencionar hechos que no son agradables. Supongamos que en el mundo actual una joven sin experiencia se casa con un sifilítico; en tal caso, la iglesia católica dice: “Este es una sacramento indisoluble. Debéis permanecer juntos durante toda la vida”. Y la mujer no puede dar ningún paso para no traer al mundo hijos sifilíticos. Eso es lo que dice la iglesia católica. Y yo digo que eso es una crueldad diabólica, y nadie cuya compasión natural no haya sido alterada por el dogma, o cuya naturaleza moral no sea absolutamente insensible al sufrimiento, puede mantener que es bueno y conveniente que persista ese estado de cosas. “
A pesar de todo, la iglesia católica ha progresado en la tolerancia a los métodos anticonceptivos sin haberlo difundido explícitamente, cuando señala el respeto a la vida “desde la concepción”. Eso significa que si se evita la concepción no habrá vida y por tanto, tampoco habrá que tener que cargar con el peso de tener que respetarla.
El pleito está echado, como hubiese dicho Simón Alfonso Pémberton, “la revancha está en el tapete”, ya que, dadas las circunstancias, la cámara baja pospuso legislar sobre el aborto terapéutico y eso levantará el telón para dar apertura al circo del 2015”.

“En una reciente entrega sobre el tema de la especie, expusimos nuestras consideraciones basadas en asuntos puramente científicos y sin ningún tipo de pasión hacia sectores que han incidido en la decisión adoptada por el gobierno al promulgar el Código Penal que habrá de entrar en vigencia cuando se cumplan los requisitos previstos en el mismo.

Un amigo medico, que habiendo leído el artículo en cuestión, compartió algunas consideraciones conmigo, mientras disfrutábamos de un sabroso café. Este profesional de la medicina, tiene por especialidad una labor de mucha responsabilidad, cuando de cirujias de trata, ya que es quien administra y controla la parte relativa a la permanencia del paciente en estado de poder soportar los rigores del dolor y su conciencia frente a la labor del cirujano: Su trabajo es la anestesiología. 

Me cuenta que ha asistido a todo tipo de cirujias y por tanto, su experiencia, es quizás tan amplia como la de cualquier otro especialista. En esa virtud, trabajando en hospitales públicos ha podido asistir a múltiples casos de cesáreas exitosas o no, pero recuerda un caso muy especial que hace trepidar a cualquiera por lo dramático del mismo: Anencefalia. 

Es un caso que anula toda posibilidad de éxito a un embarazo, ya que, se trata de un producto que se desarrolla en el vientre materno, pero es carente de masa encefálica y crece mientras se desarrolla el embarazo, pero al nacer, solamente vive por unas cuantas horas. 

La ciencia no tiene explicación concreta sobre este fenómeno ya que se atribuye a diversas causas, entre ellas carencias de alimentación apropiada, falta de ácido fólico y hasta influencia de elementos tóxicos contenidos en fertilizantes y otras razones mas. Sin embargo, durante el desarrollo del embarazo es posible detectar la anormalidad con tiempo y evitar el riesgo de que una madre se vea precisada a alumbrar semejante criatura.
¿En casos como el que acabamos de describir es donde las iglesias siguen insistiendo en contra del aborto?”